El proyecto REBORN ha sido desarrollado por un consorcio de seis empresas liderado por FERROVIAL Servicios y apoyado por el centro tecnológico LEITAT. En dicho consorcio, FERROVIAL y CALAF INDUSTRIAL se han responsabilizado de la separación y condicionado de los residuos plásticos, CROMOGENIA ha desarrollado los agentes compatibilizantes para que GALLOPLAST proceda al procesado de los materiales reciclados, y para que las empresas CONTENUR (fabricante de contenedores de residuos) y FIGUERAS (fabricante de mobiliario urbano) utilicen las materias tratadas y recicladas como insumo de fabricación. 

El trabajo realizado por CALAF INDUSTRIAL se ha centrado en el desarrollo de un nuevo separador óptico de recuperación de envases plásticos de poliolefinas de polipropileno (PP) y de polietileno de alta densidad (PEAD) contendidos de los residuos sólidos urbanos (RSU). Dicho separador óptico está orientado a incrementar la capacidad de identificación por visión artificial de materias plásticas que son consideradas como material de rechazo o como parte de flujos mixtos en plantas de tratamiento de residuos urbanos y de reciclaje.

Este proyecto ha contado con el apoyo del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad del Gobierno de España.